1.  
  2. (Source: tomentira, via sednonsatiato)

     
  3. reflexes:

    amazing, intricate illustrations by avery osajima (her tumblr)

    (via ache)

     
  4. Excelente!

    malybelen:

    Historias de fútbol

     
  5. cynthita:

    Suele pasar… 

    (Source: ssealegs)

     
  6. cynthita:

    No mentí. A veces, cuando nos enamoramos, tomamos los hechos y los convertimos en historias bonitas. Pero es peligroso hacerlo; porque un día, te guste o no, verás el mundo como realmente es. 

    (Source: wearepaynettes)

     
  7. sednonsatiato:


    Hay muchas maneras de matar

    Pueden clavarte un cuchillo en el vientre

    Quitarte el pan

    No curarte una enfermedad

    Meterte en una mala vivienda

    Torturarte hasta la muerte por medio del trabajo

    Llevarte a la guerra, etc.

    Solo pocas cosas de estas están prohibidas en nuestra cuidad.


    -Bertolt Brecht.


     
  8. jacbwink:

    Hipster Beavers.

    (via hoogueeto)

     
  9. Finales…

     
     

  10. Siembra

    Todo estaba seco

    en este jardín en veda.

    No hay semilla

    que aguante tanto desierto.

    No hay pozos

    en zona de sedientos.

    Los niños en los parques

    esperan pacientes

    a que la vida marchite.

    Todo estaba seco

    en este jardín en veda.

    Ya sin esperanza

    espero a que todo ocurra.

    La tiza sobre el pizarrón;

    el angustioso recorrido

    del caucho sobre el pavimento;

    toneladas de olvido

    sobre nuestros viejos hogares;

    la canción revisitada

    del viejo ciego de la esquina

    Todo estaba seco

    en este jardín en veda.

    -Entonces apareció tu sonrisa-

    Levanté un dedo hacia tu hogar,

    pensé estar despertando.

    De pronto ahí estabas,

    tu rostro sobre el despoblado.

    El desierto danzaba sobre un lirio muerto

    y ya no hubo gris,

    sino rojo.

    Conté los días, las horas, los minutos,

    memorice tus cabellos, tus frases,

    tus esperanzas… tus ilusiones.

    Me llené de tu historia,

    gustoso de tus rincones,

    ansioso por tu lengua.

    El desierto sigue ahí,

    pero el jardín florece…

    Y me bastó una palabra,

    una mirada… una sonrisa.

    Destroza en mi la aridez

    siembra en mis tierras tu alma.

    Quiero hacerte florecer…